Nos confesamos unos amantes del vino, y es que no hay producto con mayor historia, tradición y técnica, que reunión no amenice. Por este motivo, queremos compartir contigo algunas curiosidades que hemos encontrado en fuentes expertas y que nos han parecido realmente interesantes para ayudarte a entender el vino algo mejor y conocer un poco más sobre este preciado caldo.

Cómo sentir el vino

  1. El vino es un producto natural en el que a través de la fermentación, el azúcar natural de la uva se convierte en alcohol.
  2. Existen “muchos vinos en un vino”: en función de las variedades de uva utilizadas, el clima donde se cultivó, el suelo, el saber hacer de la bodega, etc.
  3. Maridar vino y comida correctamente es todo un arte, donde la combinación debe sumar sabores y no restar.
  4. Para catar un vino no hace falta ser un experto, es suficiente con agudizar nuestros sentidos para captar mejor sus características, y tratar de describirnos a nosotros lo que hemos sentido.
  5. Escoger el mejor vino no es sinónimo de escoger el más caro. ¡Atento a las recomendaciones de los expertos!

Claves para entender el vino - Max Descuento Cash & Carry

Qué tipos de vino existen

  • Vino tranquilo: Tinto, blanco o rosado. Sin burbujas y con menos de 15º de alcohol.
  • Vino espumoso: Cava, Champagne y otros. Obtienen las burbujas gracias a una segunda fermentación en botella.
  • Vino gasificado: Incorporan gas artificialmente, como un refresco (Lambrusco).
  • Vino licoroso o generoso: vinos de más de 13º ó 14º de alcohol, a muchos se les añade más alcohol todavía. Son dulces: Moscatel, Pedro Ximénez, Oporto, etc., pero también secos: fino, manzanilla, amontillado, oloroso, etc

Temperaturas correctas para servir el vino

  • El vino tinto entre 16º y 18º C.
  • El vino blanco entre 12º y 16º C.
  • Los espumosos a unos 8º.
  • Vinos generosos o licorosos se sirven a 5º ó 7º si son secos, y a 4º ó 5º si son dulces.

Crianza y envejecimiento del vino

Barrica de roble: el vino obtiene taninos y aromas de esta madera que le dan mayor cuerpo y complejidad. La madera tiene pequeños poros que dejan pasar oxígeno, con lo que el vino al oxigenarse va envejeciendo dentro de estos recipientes, concediéndole la categoría que se quiere alcanzar. Solo los vinos con mayor concentración pueden aguantar periodos largos de crianza.

En la botella: el vino se redondea y perfecciona. Después de unos 5 ó 10 años en botella (en función del vino) el vino llega a su mayor grado de calidad, a partir de ahí (de acuerdo al caldo que sea) la calidad del vino empieza a decaer lentamente.

Redacción propia Max Descuento
2019-06-21T14:21:45+02:00