Los espacios del sector de hostelería deben ser muy estrictos en su limpieza y en la desinfección de sus instalaciones, equipos de cocina, así como herramientas y/o utensilios. Es necesario prevenir y evitar la posible contaminación de microbios, para que no se altere la comida, ni pueda producir enfermedades, ni intoxicaciones, como el botulismo o la salmonelosis. Aquí te dejamos 10 tips fáciles de aplicar, para que dejes tu restaurante en perfecto estado de revista:

  1. Al limpiar tu local o espacio, no debes olvidarte de ningún lugar; sala, cocina, despensa, aseos o zona de barra. Mantener estos espacios acondicionados con las normas de higiene convenientes, evitará la aparición de plagas.
  2. Cuando utilices productos químicos para limpiar, recoge bien el exceso de producto, ya que si conservan restos pueden llegar a ser inflamables, sobre todo de la encimera, o mesas y tablas que uses para cortar/manipular alimentos.
  3. No se limpia igual cuando sirves un refresco en la barra o hay que cerrar el local, hasta el día siguiente. Pero es necesario, que por pequeño que sea el servicio, siempre, siempre y más siempre… se limpie el desorden que pueda ocasionar.
  4. El aseo es clave en este mantenimiento y control de higiene. Ya que tener este espacio acondicionado puede evitar malos olores e inconvenientes. Y es importante poder hacerlo varias veces al día, para que los que acudan a la cena, no se encuentren con los desperfectos de la comida. Sanitarios, cristales o espejos y suelos, deben estar impecables.
  5. La vajilla es uno de los elementos que más hay que cuidar. Platos con restos adheridos (aún estando limpios) o rotos, puede ser motivo de sentencia por parte de los comensales, y es que si han acudido a tu local, es porque buscaban un momento de relax. Mantén tu vajilla en buen estado y lávala según se halla utilizado. Agilizará mucho el ritmo de limpieza de tu restaurante.
  6. Para los vasos o copas, puedes utilizar lavavasos de barra, que desinfectan a altas temperaturas con vapor, superando los 80º.
  7. Cuando utilices la plancha de tu restaurante, sobre la que manipulas numerosos alimentos, evita que entren en contacto unos con otros, ya que pueden alterar sus propiedades, así como modificar su olor, sabor, e incluso textura (contaminación cruzada). Es importante eliminar los restos de comida de este material y al finalizar su uso, desinfecta la plancha con los productos de limpieza industrial adecuados, de manera que tampoco puedas contaminar la comida.
  8. Como mínimo, 1 vez al día se debe limpiar tu local y la cocina (a fondo), sobre todo donde manipulas alimentos, después de cada servicio, con productos bactericidas.
  9. Los suelos, tanto de la terraza como de la sala, se barrerán después de cada servicio (por lo menos). Y con el cierre, se fregarán con lejía.
  10. Si dispones de terraza, quedará recogida con los muebles y sillas bien apilados. Y en el interior estará todo en su sitio, la despensa o almacén ordenado, y todos los utensilios que utilices colocados.
Redacción propia Max Descuento
2019-03-01T11:26:15+00:00