//Bazar y equipamiento
Bazar y equipamiento2019-05-29T11:17:22+02:00

Menaje, Utensilios y Equipamiento de Cocina

En esta sección ponemos a tu disposición una información útil relacionada con los utensilios de cocina, el menaje y el equipamiento que usas en el día a día de tu negocio. Pensando en tus necesidades, hemos elaborado para ti noticias que pueden interesarte, como por ejemplo, los usos de la vajilla o la cubertería, los servicios de mesa, o los códigos de vestimenta…   ¡Vamos a estar muy atentos para traerte las últimas tendencias!

Consulta nuestras ofertas y promociones de bazar y equipamiento  y encuentra tu Max Descuento más cercano, ¡estaremos encantados de atenderte!

Max Descuento, la mejor solución para tu negocio.

Si preguntamos a la población en general la definición correcta de las “doggy bag”, (literalmente) nos puede decir que es reutilizar las sobras de los restaurantes para llevárselo a sus animales domésticos. Pero… qué piensas si te decimos que estas “bolsas para perros” están muy lejos de ser alimento para mascotas, y son un recurso sostenible, cómodo y una gran medida para evitar el desperdicio alimentario que tanto amenaza al sector de la alimentación.

El origen de las Doggy Bag proviene de Estados Unidos

En la década de los 40, después de la Segunda Guerra Mundial, la situación de todo el globo era desoladora, los alimentos escaseaban y se intentaban aplicar medidas para evitar el desperdicio en las industrias. El dueño de uno de los locales situados en el barrio de Greenwich Village (nueva York), ideó un ingenioso sistema con el que evitar hacer pasar a sus clientes el incómodo “trago” de pedir las sobras de su comida para llevar a sus casas algo de comer. Creó simpáticas bolsas con perros dibujados e divertidas frases que invitaban a los consumidores a solicitar el servicio, camuflando así el verdadero objetivo.

A día de hoy, esta tradición está todavía más arraigada en la población estadounidense, y no es nada extraño ver envases corporativizados con el nombre y/o el logo del local. Europa va a la cola de esta iniciativa, lo que ha provocado que varias asociaciones de restaurantes, preocupadas y concienciadas por el cuidado del planeta, quieran convertir esta acción sostenible en moda. Sobre todo, a través de acuerdos y colaboraciones con importantes marcas que le den un gran alcance.

En Francia desde el año 2013 es “recomendación” del gobierno el uso de estos envases, quienes han cambiado el nombre por “Gourmet bag” y han conseguido que este movimiento se esté extendiendo al resto de sus países fronterizos. Así que, ya sabes cómo sumarte a esta buena idea que surgió para solventar un problema social y actualmente es toda una revolución gastronómica.

Redacción propia Max Descuento 

El material que se usa para fabricar envases y recipientes para la comida suele ser el plástico y es importante que estos contenedores que están en contacto con la comida cumplan la normativa que afecta a su producción. Deben mantener los alimentos en el mejor estado posible, ser resistentes a agentes contaminantes, evitar la proliferación de bacterias y microorganismos y que no suponga un gran impacto ambiental. Sin olvidar, que sean práctico, con un formato atractivo, que se pueda ver su contenido, que no pesen y sean cómodos de transportar.

Por este motivo, existe alrededor de estos productos unos requerimientos para el etiquetado muy exigentes, ya que este distintivo es el que recoge toda la información garantizando si son aptos o no para estar en contacto directo con la comida. El propio Instituto Tecnológico del Plástico (AIMPLAS) es quien insta a las revisiones de cada envase para que cumplan las condiciones expuestas por la normativa. Estas etiquetas deben mostrarse en los materiales y objetos/envases, o bien, a través de un distintivo que especifique la información que contiene y que sea visible para el consumidor.

Para que el etiquetado sea correcto y completo debe recoger la siguiente información:

  • Razón Social con la dirección completa de la empresa fabricante o importadora,
  • La referencia,
  • Nombre comercial del producto,
  • La codificación de trazabilidad,
  • El símbolo de la copa y el tenedor
  • Y los términos ‘uso alimentario’ o ‘apto para el contacto con alimentos’. (Siempre que su uso no sea previsible, como por ejemplo un “tupper”, que puede ser usado también para guardar otras cosas que no sean alimentos)

  • Es obligatorio también que en esta etiqueta aparezcan las condiciones de uso y de lavado que hacen referencia a “lavar antes de usar” o “utilizar un máximo de -X- veces”, así como, a las condiciones externas que pueden soportar; microondas, lavavajillas o la reutilización continúa.

La importancia de los símbolos

Existen una serie de símbolos que se pueden encontrar en estos envases de plástico, principalmente relacionados con el nivel de reciclaje o el material que los compone. Estas etiquetas también pueden recoger la información que hacen referencia a que el artículo está pagando por la gestión posterior del residuo de envase (SIG; símbolo de las flechas encontrada).

  • Pueden mostrar también símbolos triangulares con números en su interior (números poliméricos), y es la información referente al material utilizado.
  • Tres flechas en círculo es lo que hace referencia a que es material reciclado. Si este símbolo lleva un % dentro, significa que sólo lleva un tanto por ciento de material reciclado.
  • CE son productos con normativa específica.

Modificaciones legislativas

El pasado año comenzaron las modificaciones legislativas por parte de la Comisión de Medio Ambiente del Congreso sobre el uso de los plásticos, con el fin de evitar la comercialización, importación y exportación de utensilios de plástico de un solo uso (platos, vasos, cubiertos,  pajitas. etc) a partir del 1 de enero de 2020.

La normativa plantea que todo este menaje desechable se fabrique con al menos un 50% de sustancias biodegradables a partir de 2020, y con un 60% a partir de 2025. De la misma manera, se está trabajando para prohibir la distribución “gratuita” de las bolsas de plástico de un solo uso. (El uso de este material ha supuesto graves daños para el suelo, el agua, el ecosistema y los organismos que lo componen).

Se ha incluido también en esta propuesta reducir la comercialización de alimentos envasados en poliestireno, y controlar el uso indebido de las toallitas húmedas, consideradas hasta hace poco como biodegradables.

Redacción propia Max Descuento / Fuente consultada madrid.org (Extracción Noviembre de 2018: https://bit.ly/29wHx8c)

Si algo es característico en un  restaurante son sus vasos y copas, y el uso que se hace de ellos. Así que, aquí te dejamos las claves de cada copa para que puedas utilizarlas con propiedad.

  1. Copa o vaso de agua: de gran tamaño y ligeramente abombada en el cuerpo o cáliz. Se puede utilizar tanto para zumos, como para agua, y se puede sustituir por un vaso (sin ningún problema de protocolo). Es conveniente llenar hasta 4/5 de su capacidad.
  2. Copa de vino tinto: de gran capacidad y más abombada en el cáliz, con la boca más estrecha. Sólo se llena hasta 2/5 ó 3/5 de su capacidad.
  3. Copa de vino blanco: ligeramente más pequeña y estrecha que la de vino tinto, con una boca un poco más fina, adecuada para conservar mejor el frío. Es conveniente llenar hasta 2/5 ó 3/5 partes.
  4. Copa de Jerez: ligeramente aflautada, de tamaño medio y de pie o tallo corto. Perfecta para servir los vinos dulces y de Jerez, o vinos de aperitivo: fino, Oporto,… No debe llenarse más de 2/3.
  5. Copa de Champán: alta, más esbelta que las demás al tener el cuerpo largo, con forma aflautada, y corta de pie. Se puede llenar hasta las 3/5 parte de su capacidad. Y no debe servirse desde alto, para no provocar espuma.
  6. Copa de Vermú (Vermouth): corta y con una boca ancha, estrechándose a medida que se acerca al pie, para dar forma de embudo. Perfecta también para algunos cócteles. Se suele llenar hasta arriba, que no hasta que rebose y es la más cómoda para decorar.
  7. Copa de coñac: copa de balón grande, con una amplia cavidad abombada y chata de pie. El motivo de esta forma es mantener templado el contenido, principalmente el coñac y el brandy. No debe llenarse más de 1/3.
  8. Copa de licor: pequeña de cáliz, de pie muy corto y escasa capacidad, perfecta para cualquier tipo de licor. Se puede llenar hasta la 4/5 sin llegar al borde.
  9. Vaso de tubo: tiene de longitud unos 17/18 cm de alto y es una pieza entera. Utilizado mucho por el sector de la hostelería para refrescos y copas. Se puede llenar hasta 5/6.
  10. Jarra de cerveza: suele ser lo más demandada para esta bebida. Puede tener varios tamaños y formas, pero la estructura siempre es la misma. Suele estar hecha de cristal grueso y que soporte el frío, ya que en muchos establecimientos se guarda en el congelador hasta el momento de usarla. Se puede llenar hasta que la espuma llegue al borde.
Redacción propia Max Descuento

No hace falta que te digamos lo importante que es, que tu restaurante, local, cafetería o “lugar de reuniones” tenga una buena base de sala. Y esto no significa más que, esté perfectamente equipado. Tener esta partida bien estudiada y planificada te ahorrará comprar cosas innecesarias, con la consecuente pérdida de dinero… y de tiempo.

  1. La Cafetera: se puede decir que es lo más importante y lo primero que debes comprar. Puede que no des comidas, que seas un bar de pinchos o tapas frías, pero ten por seguro que te pedirán café. Y lo más importante… esperan que sea bueno. Así que, compara precios, tecnologías, si la quieres manual o automática, pero no te olvides de este básico y sus complementos.
  2. Grifo de Cerveza: tan básico como la cafetera. Para los amantes de la cerveza, saber “tirarla” es casi tan esencial como el comer, puede que algunos hasta sacrifiquen lo segundo por tener bien fresquita y con la espuma justa su “caña”.
  3. Exprimidor de zumos: primo hermano de la máquina de café, es decir, donde esta uno, está el otro. Te permite preparar zumos sin esfuerzo, y suele ser un buen reclamo para los desayunos.
  4. Botellero refrigerado: haría la función de nevera, pero suele tener una disposición vertical y es perfecto para mantener las botellas refrigeradas: refrescos, cervezas, vinos, zumos,
  5. Máquina de hacer hielo: podrás tener hielo en todas sus variantes, cubos, picado, para granizado,…
  6. Vitrina de barra “frías o calientes”: es el mobiliario adecuado para la barra de un restaurante, ya que mantiene en la temperatura correcta y bien aislada la comida que ya está preparada.
  7. Lavavasos: es de los mejores desinfectantes para las copas y vasos, ya que limpia con temperaturas muy altas de calor y vapor, eliminando todos los gérmenes.
  8. Terminal TPV: el dinero de plástico está siendo el gran sustituto del dinero metálico, así que, prepárate para las nuevas tecnologías electrónicas de pago.
  9. Vitrinas Expositor: la diferencia con las otras vitrinas es que no son refrigeradas, pero siguen manteniendo en el correcto ambiente la comida al estar cerradas. Perfecto para piezas de desayuno como palmeras, magdalenas, …
Redacción propia Max Descuento

Tanto si eres un gran experto en la cocina, con años a tus espaldas en el mundo de la restauración, como si acabas de empezar en esto de la gastronomía… ¡tenemos este post para ti!, para ayudarte a hacer un repaso de los útiles que no deben faltar en tu cocina 😉

Cuchillos

Te podríamos decir que son tan importantes como los ingredientes de tus platos. Aquí te enumeramos los más necesarios:

  • Cuchillo cocinero: es de gran tamaño. Tiene una hoja ancha con filo fuerte y estable.
  • Cuchillo jamonero: para cortar jamón y algunas piezas de carne en forma de lonchas. Tiene una hoja larga, flexible y delgada, con filo liso.
  • Cuchillo deshuesador: para separar los huesos de las piezas de carne. Tiene una hoja delgada y curva con filo liso.
  • Cuchillo chuletero: necesario para cortar chuletas, carnes asadas,… Tiene una hoja delgada pero fuerte, normalmente con filo dentado.
  • Cuchillo Santoku: es multiuso, ya que es adecuado para cortar verdura, pescado y carne. Tiene la hoja ancha y afilada, con alveolos antiadherentes.
  • Cuchillo verduras: perfecto para cortar y pelar verduras y frutas. Cuchillo pequeño con hoja fuerte y filo liso
  • Cuchillo panero: Tiene una hoja larga y dura, con dientes que facilitan el corte del pan.
  • Cuchillo mondador o puntilla: es pequeño y ligero, con punta. Se utiliza para pelar frutas, verduras y tubérculos.

Portajamones: si prefieres comprar el jamón por piezas completas, no puede faltar en tu cocina. Es un elemento imprescindible para cortar con total seguridad. Usándolo junto al cuchillo jamonero, tendrás un éxito seguro.

Sartén para tortillas: no todas las sartenes sirven para hacer tortillas, así que nuestra recomendación es que tengas LA SARTÉN destinada a este uso. Puede ser pequeña, mediana o, si te atreves, grande, pero que tenga el anti-adherente en buen estado y que sea la que cuidas con más mimo (lo que significa lavarla a mano cada vez que la utilices).

Alcuza o aceitera: es un recipiente para contener el aceite que puede ser de metal, de cristal o de arcilla. En algunos sitios tienen una para el pescado y otra para la carne.

Accesorios de cocina: espátulas, cucharones, palas de madera, espumadera, pinzas, termómetro, rellena el frontal de tu cocina con todo lo que vayas necesitar, que no te falte de nada. Y que no falten, tampoco, colores ni texturas, ya sean de plástico o de metal.

Descorchador de vino: los tienes manuales, automáticos, de aire comprimido o de mesa. Compra el que te resulte más cómodo, pero asegúrate de que no lastime el corcho para evitar dejar restos en el vino.

Mortero: el uso de mortero para algunos es necesario y sin él no pueden vivir, y para otros es más de la cocina tradicional. Nuestra recomendación es que por lo menos tengas uno en tu cocina.

Utensilios de repostería: Si eres de esos restaurantes que se recuerdan por sus postres, estas piezas no te pueden faltar, ya sea para hornear, decorar o dar forma, …y te no olvides de los recipientes.

Picahielos: muy práctico para bares.

Redacción propia Max Descuento /Fuente consultada proveedor oficial

La respuesta, a priori, sería que no. Quitando elementos básicos, obligatorios por normativa, como el que el pelo de los trabajadores de cocina vaya recogido en un gorro o rejilla, el código de vestimenta que debe regir es el sentido común. Y es que, si eres propietario de un restaurante, debes saber que tu equipo va a ser la cara visible que van a recibir tus clientes cuando entren, por lo que serán ellos los que tengan un peso más importante en la vuelta de estos consumidores, para degustar de nuevo la carta.

No estar desaliñados ni mostrar una ropa excesivamente moderna, es clave en esta apariencia. Esto no significa que no se pueda ser uno mismo, puedes mantener tu esencia, pero dentro de los límites del entorno laboral.

Cada vez son más frecuentes los restaurantes liderados por gente joven despreocupada por el “riesgo” de invertir los roles y, no es extraño, que el cocinero salga a preguntarte que te ha parecido la comida, el vino, o si has disfrutado del postre. En este sentido, el atuendo con el que nos recibe es propio de un trabajo entre fogones, más que el de maître de sala. Probablemente vaya con un calzado cómodo con el que poder soportar la cantidad de horas de pie que supone su jornada laboral, ya no usará esos pantalones de algodón de colores planos que fueron característicos de los chefs, si no que vestirá vaqueros, y tendrá una impecable chaqueta de cocinero acompañado de un gorro a juego.

Del mismo modo, los jefes de sala ya no llevan chaqueta y corbata, ni calzan zapatos de hormas imposibles que suponen una penitencia sin descanso durante toda la semana. Ahora son expertos en nuevos vinos, en texturas, en contar historias de cervezas artesanales, en composiciones explosivas de alimentos o en propuestas enmarcadas en la denominación BIO de los más saludables.

Si ahora acudes a un restaurante, buscas pasar un momento tranquilo, donde no te fijas tanto en si el camarero lleva 1 ó 10 tatuajes, sino que estás más atento a que cumpla las normativas de higiene y seguridad con su vestimenta, como manipulador de alimentos que es. Sin duda, al cliente se le van a ir más los ojos al peto o al delantal que use ese camarero, que a lo combinado que vista debajo.

Y es que, dentro de un orden lógico, regido por un equilibrio y orquestado por cierta armonía, el uniforme de tu restaurante puede ser realmente cómodo y vistoso con elementos simples y necesarios, proyectando siempre la mejor imagen, sin necesidad de incomodar a tus trabajadores. Ya que, como decía antes, ellos son parte clave y esencial para que tu local funcione.

Redacción propia Max Descuento