Si algo es característico en un  restaurante son sus vasos y sus copas, y el uso que se hace de ellos. Así que, aquí te dejamos las claves de cada copa para que puedas utilizarlas con propiedad.

  1. Copa o vaso de agua: de gran tamaño y ligeramente abombada en el cuerpo o cáliz. Se puede utilizar tanto para zumos, como para agua, y se puede sustituir por un vaso (sin ningún problema de protocolo). Es conveniente llenar hasta 4/5 de su capacidad.
  2. Copa de vino tinto: de gran capacidad y mas abombada en el caliz, con la boca más estrecha. Sólo se llena hasta 2/5 ó 3/5 de su capacidad.
  3. Copa de vino blanco: ligeramente más pequeña y estrecha que la de vino tinto, así como una boca un poco más fina, adecuado para mantener más el frío. Es conveniente llenar 2/5 ó 3/5 partes del balón.
  4. Copa de Jerez: ligeramente aflautada, de tamaño medio y de pie o tallo corto. Perfecta para servir los vinos dulces y de Jerez, o cualquier aperitivo: fino, Oporto,… No debe llenarse más de 2/3.
  5. Copa de Champán: alta, más esbelta que las demás al tener el cuerpo largo, con forma aflautada, y corta de pie. Se puede llenar hasta las 3/5 parte de su capacidad. Y no debe servirse desde alto, para no provocar espuma.
  6. Copa de Vermú (Vermouth): corta y con una boca ancha, estrechándose a medida que se acerca al pie, para dar forma de embudo. Perfecta también para algunos cócteles. Se suele llenar hasta arriba, que no hasta que rebose y es la más cómoda para decorar.
  7. Copa de coñac: copa de balón grande, con una amplia cavidad abombada y chata de pie. El motivo de esta forma es mantener templado el contenido, principalmente el coñac y el brandy. No debe llenarse más de 1/3.
  8. Copa de licor: pequeña de cáliz, de pie muy corto y escasa capacidad, perfecta para cualquier tipo de licor. Se puede llenar hasta la 4/5 sin llegar al borde.
  9. Vaso de tubo: tiene de longitud unos 17/18 cm de alto y es una pieza entera. Utilizado mucho por el sector de la hostelería para refrescos y copas. Se puede llenar hasta 5/6.
  10. Jarra de cerveza: la más demandada para este líquido, puede tener varios tamaños y formas, pero la estructura siempre es la misma. Suele estar hecha de cristal grueso y se puede llenar hasta que la espuma llegue al borde.
Redacción propia Max Descuento
2019-02-05T16:28:47+00:00