//Información Detergencia e Higiene
Información Detergencia e Higiene2019-07-02T10:48:35+02:00

Este listado incluye los ingredientes en orden decreciente de concentración, presentes en la última formulación introducida en el mercado. Si el etiquetado del producto que ha comprado difiere de la última formulación, por favor contacte con nuestro Servicio de Atención al Cliente 902 453 453. Esta información es conforme al Reglamento de Detergencia (EC 648/2004).

Antes de usar un producto que puede contener ingredientes potencialmente peligrosos es necesario leer las etiquetas con las especificaciones, para así evitar un accidente o mal uso de estos productos. Gracias a la labor de cleanright.eu os facilitamos algunos consejos prácticos, o como, actuar en caso de emergencia.


En caso de emergencia

1. Permanece calmado.
2. Busca la información de emergencia en la etiqueta y sigue las instrucciones de primeros auxilios:

Ingestión: no provoques el vómito, llama a un médico o al Servicio Nacional de Información Toxicológica.

Contacto con los ojos o la piel: lava con abundante agua limpia y ponte en contacto con un médico si la irritación o el dolor persisten. Si usas lentes de contacto, retíralas inmediatamente.

Reacción alérgica: llama a un médico o al servicio de emergencias si hay inflamación alrededor de la garganta

En caso de emergencia, acude a tu médico. 

Prevención de accidentes

1. Lee siempre la etiqueta y sigue las instrucciones para lograr un uso seguro.
2. Cuando manipules productos corrosivos usa ropa o equipo de protección, tales como guantes o gafas de seguridad.
3. Asegúrate de que la ventilación sea adecuada. Trabaja en el exterior siempre que sea posible.
4. Mantén a los niños alejados cuando uses productos peligrosos; nunca dejes el producto a su alcance o sobre encimeras de fácil acceso.
5. Recuerda, un envase a prueba de niños no garantiza que los niños no puedan abrirlo, simplemente lo hace más difícil. Guarda siempre los productos peligrosos fuera del alcance de los niños, preferentemente bajo llave.
6. No retires nunca las etiquetas, asegurándote de que permanezcan legibles.
7. Nunca mezcles dos o más productos: puede provocar reacciones químicas peligrosas.
8. Conserva siempre los productos en su recipiente de origen. Si usas un recambio, utiliza siempre el mismo recipiente (para evitar la mezcla de diferentes productos) y asegúrate de que no haya niños presentes cuando lo rellenes.
9. Cierra el envase (o enjuágalo) antes de almacenar.

Regla N.º 1: ¡lee la etiqueta!

Determinados tipos de productos, tales como limpiadores para desagües o blanqueadores, requieren precauciones especiales y, por lo tanto, están marcados con símbolos de peligro especiales. Si ves un símbolo de peligro en la etiqueta, no uses el producto hasta que hayas leído detenidamente la frase de advertencia y hayas tomado las medidas de precaución recomendadas.

Por ley, todos los productos potencialmente peligrosos deben presentar información de seguridad en la etiqueta. Es fundamental como consumidor que leas esta información para que tengas conocimiento de los riesgos y puedas tomar las medidas necesarias para asegurarte un uso seguro del producto. La etiqueta también te dice qué debes hacer en caso de mal uso o accidente.

Ten siempre el producto a tu alcance cuando, en caso de ser necesario, llames a tu médico, al servicio de toxicología o a la empresa fabricante con el fin de poder leer la etiqueta a la persona que esté al teléfono. Esto permitirá que te asesoren adecuadamente. Si acudes al médico, lleva el producto contigo, siempre en su envase de origen.

Nota: El símbolo de peligro se refiere únicamente al producto tal y como se presenta en el envase.

Qué hacer en caso de mal uso o accidente

Ingestión
Debes estar preparado para dar la siguiente información a tu médico:
– Qué producto fue ingerido;
– Qué cantidad de producto se ingirió (bocado, sorbo, una taza, etc.);
– A qué hora se ingirió el producto;
– Los síntomas;
– Primeros auxilios realizados;
– La edad y peso del paciente;
– Alergias conocidas.
El médico podrá entonces hacer preguntas en el Servicio Nacional de Información Toxicológica sobre la toxicidad del producto y el tratamiento adecuado. En caso de accidente consultar al Servicio Médico de Información Toxicológica, teléfono 91 562 04

En caso de emergencia, acude a un médico.

La piel
Cuando la piel entra en contacto con productos peligrosos, es necesario lavarla minuciosamente con agua limpia y tibia. En caso de productos corrosivos, lava al menos de 10 a 15 minutos. Debes acudir a tu médico si tienes dudas y/o el dolor persiste. Para obtener más información sobre los productos tóxicos y los símbolos que encontrarás en tus envases, consulta la sección Lea la etiqueta”.

Los ojos
Cuando una sustancia corrosiva te salpique los ojos, es necesario lavarlos con abundante agua limpia y tibia. Si usas lentes de contacto, retíralas inmediatamente tras el contacto con el producto; las sustancias pueden acumularse en las lágrimas o detrás de las lentes evitando que puedas enjuagarlas correctamente. No olvides lavar también debajo de los párpados. Debes acudir a tu médico si tienes dudas y/o el dolor persiste.

Inhalación
En caso de inhalación accidental, lo primero que debes hacer es respirar aire fresco. Asegúrate de que nadie más entra en la habitación después de que hayas salido, hasta que no sea ventilada adecuadamente. Debes acudir a tu médico si tiene dudas y/o el dolor persiste.

Fecha de extracción  Noviembre de 2018 – Fuente: http://es.cleanright.eu/index.php?option=com_content&task=view&id=1458&Itemid=1108 / https://www.mjusticia.gob.es/cs/Satellite/Portal/es/ministerio/organismos-ministerio-justicia/instituto-nacional/servicio-informacion1

El riesgo de accidente en la cocina de un restaurante, cafetería o de una colectividad es elevado, ya que, en estas cocinas la exposición a factores externos que pueden provocar alguna emergencia es continuo. Por este motivo, es necesario que tengas habilitado un metódico sistema de prevención de riesgos. A continuación te dejamos un decálogo de actuación para aplicarlo correctamente:

  1. Establece un orden y deja reflejado por escrito todas las situaciones de riesgo que pueden existir en tu tipo de negocio. Cortarte con un cuchillo, con una lata, tropezar o que se pueda caer algo pesado en los pies, son circunstancias que se deben tener en cuenta para establecer unas reglas de prevención acorde con el entorno.
  2. El uniforme de tu equipo debe contener todos los accesorios que se necesiten para un correcto desarrollo de cada función (guantes, gafas, zapatillas de seguridad, …).
  3. Se debe señalizar cada factor de riesgo que pueda haber y se deben exponer las medidas de seguridad para su correcto uso de manera visible. Esto servirá de aviso a los trabajadores cuando estén manipulando los utensilios.
  4. El suelo siempre limpio, de manera que no tenga sustancias que puedan provocar caídas o resbalones (aceite, salsas,…).
  5. Los utensilios afilados y/o los cuchillos deben conservarse dentro de sus fundas de plástico protectoras.
  6. Atención por parte del equipo que trabaja en la cocina, de manera que sean meticulosos con el reglamento y lo cumplan (por mucho que pase el tiempo).
  7. Cuidado con los niños y/o personas no familiarizadas con el entorno, que no conozcan los riesgos y puedan sufrir alguna lesión.
  8. Siempre se debe revisar la cocina de gas y hornillos, tanto al inicio del trabajo como al final, para que no se pueda producir una fuga de gas.
  9. Correcto mantenimiento y uso del botiquín.
  10. Debe haber siempre un extintor en la cocina, y revisar su presión y carga cada año.

Los riesgos con los que te puedes encontrar son

  • Quemaduras.
  • Cortes con cuchillos y/o utensilios de cocinar.
  • Incendio con utensilios, ropa o comida.
  • Lesiones, caídas o resbalones.
  • Electrocuciones con máquinas o electrodomésticos.
  • Lesiones por sobreesfuerzo.

Para poder resolver estas leves incidencias, es importante que tengas un botiquín completo en tu restaurante que cumpla la normativa de prevención de riesgos, y debe contener:

  • Apósitos, vendas, compresas y/o esparadrapo para cortar hemorragias y tapar heridas en caso de cortes y quemaduras.
  • Tijeras, imperdibles y pinzas para limpiar, y así poder manipular los materiales que utilices.
  • Productos para desinfectar y limpiar las lesiones, como la Yodopovidona, la Clorhexidina y  suero fisiológico para limpiar y desinfectar lesiones. Es importante preguntar por posibles intolerancias o alergias a quien se le aplique.
  • Antisépticos para las infecciones, como Benzalc, agua oxigenada o similares.
  • Desinfectantes para la piel o materiales como alcohol etílico de 96º, y algodón. (Aviso: Nunca echar el alcohol directamente en una herida abierta).
  • Vaselina, suero fisiológico y cremas para quemaduras.
  • Bicarbonato para la acidez estomacal o una indigestión.
  • Termómetro.
  • Antiinflamatorios y analgésicos, ya sea para malestar, caídas, dolores fuertes y/o fiebre.
  • Antipiréticos.
  • Guantes desechables.
  • Jeringuillas y agujas desechables.
  • Tiritas y/o tiras adhesivas.
  • Jabón antiséptico.
  • Hemostáticos.
  • Cremas para picaduras.

*Si por algún motivo el accidente tiene consecuencias mayores, es necesario ponerse en contacto urgente con el servicio de emergencias.

Redacción propia de Max Descuento.

Los productos de limpieza son seguros cuando se utilizan y almacenan de acuerdo con las instrucciones que aparecen en cada etiqueta. Asegúrate siempre de leer y seguir las indicaciones cuidadosamente.

Las siguientes frases e iconos, que pueden encontrarse en envases o botellas de detergentes y productos de limpieza, deben tenerse siempre en cuenta.

*Para obtener más información acerca de esta iniciativa de iconos de uso seguro de A.I.S.E., puedes consultar la fuente oficial que referenciamos en la parte inferior del artículo. En caso de necesitar más información acerca de las prácticas seguras o recomendadas, te recomendamos que consultes también el post de lea la etiqueta, que encontrarás en la misma web.

Fecha de extracción  Noviembre de 2018 – Fuente: http://es.cleanright.eu/index.php?option=com_weblinks&catid=43&Itemid=1223