Potaje de Vigilia: Garbanzos con Bacalao y Espinacas2019-08-27T10:33:33+02:00

Descripción del proyecto

Potaje de Vigilia: Garbanzos con Bacalao y Espinacas

Una de las características más claves de Semana Santa es la gastronomía, y es que es momento de mantener la gran tradición culinaria que tenemos, cocinando estos platos típicos para deleitar a los comensales. Por este motivo, aquí te dejamos este rico potaje con garbanzos y bacalao. Un guiso sencillo e ideal para servir en época de vigilia.

Receta de Potaje de Vigilia. Guiso de Garbanzos con Bacalao y espinacas. Receta tradicional de Semana Santa y Cuaresma - Max Descuento

Ingredientes (medida de referencia 4 pax.):

  • Garbanzos (200 g.).
  • Bacalao desalado (200 g.).
  • Caldo de pescado o fumet (500 ml.).
  • Espinaca fresca o congelada (150 g.).
  • 1 cebolla.
  • 1 huevo cocido.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 rebanada de pan de hogaza.
  • 1 cucharada pimentón dulce. 
  • Salsa de tomate.

Elaboración:

  • Antes de comenzar con la elaboración del plato, deja los garbanzos en remojo durante ocho horas o desde la noche anterior.
  • Prepara el fumet o caldo de pescado, hirviendo espinas y cabezas que tengas congeladas.
  • Pon a cocer los garbanzos en un cazo con agua y sal a fuego lento durante dos horas, quedarán cocidos pero no desechos (#consejoútil: si usas la olla rápida el tiempo son 19 minutos).
  • Corta y limpia los lomos de bacalao calculando uno por comensal.
  • Pica las espinacas en trozos y reserva para el hervor final del guiso, aportará el toque perfecto de verdura al plato.
  • Pica uno de los dos ajos y la cebolla, y ponlas a dorar. Añade un toque de pimentón y una cucharada sopera de tomate frito. En la misma cazuela pon a dorar los lomos de bacalao, comenzando por el lado de la piel.
  • Añade entonces los garbanzos ya cocidos y las espinacas, y agrega medio litro de caldo de pescado y una hoja de laurel.
  • Por otro lado, fríe el otro diente de ajo y una rebanada de pan, cuando estén dorados trabájalos en el mortero. Añade un poco de caldo de pescado para que te resulte más fácil “majarlos”.
  • Cuando esté triturado, vierte la mezcla sobre el guiso y dale el último hervor para que espese la salsa.

Tus comensales no se quedarán indiferentes con este rico potaje.

Redacción Propia de Max Descuento