Pisto a la bilbaína2019-06-11T18:31:17+00:00

Project Description

Pisto a la bilbaína

Si quieres aprovechar al máximo todas las propiedades de las verduras, nuestra recomendación es que hagas pisto con ellas. Las versiones  de esta mezcla tan sabrosa (y tan socorrida) son variadas; “manchego”, “con huevo”, “andaluz”, “ratatouille”, “pisto Thermomix”, “con bacalao”, “de calabacín”, “con garbanzos”, “de berenjena”, “a la catalana”, “a las hierbas aromáticas”,… y así podríamos seguir enumerando un sinfín de opciones más; pero ahora queremos contarte como se hace el pisto a la bilbaína.

Pisto a la Bilbaína, pisto de verduras con huevo - Max Descuento Cash & Carry

Ingredientes  (medida de referencia 6 pax.)

  • 3 cebollas.
  • 3 pimientos verdes.
  • 3 calabacines.
  • 6 huevos.
  • 1 bote de tomate frito o triturado (225 g.).
  • Sal.
  • Pimienta negra.
  • Aceite.
  • 6 rebanadas de pan de molde.
  • Perejil fresco en ramillete.

Elaboración

  • Separa las verduras y comienza limpiando la cebolla, para picarla en dados tan pequeños como puedas (esta forma se conoce como brunoise). Luego, lava el pimiento con agua, ábrelo por la mitad, quita las semillas y córtalo también en daditos pequeños. Por último, lava el calabacín, corta los extremos, y pélalo “rápidamente”, de manera que se queden restos de piel mezclado con la carne. Cuando termines, córtalo en láminas finas.
  • Haz un sofrito con la cebolla durante 5 minutos a fuego medio hasta que se quede “pochada”. Añade el pimiento y el calabacín, y remueve la mezcla para que las verduras se vayan enterneciendo. No te olvides de equilibrar el punto de sal. (#consejoútil: debes ser paciente con este plato, de manera que todas las verduras se vayan cocinando con su propio jugo).
  • Cuando la mezcla esté bien tierna, añade el tomate triturado, y si quieres, puedes rebajarlo con un poquito de agua, de manera que no quede tan espesa la textura de la salsa y se ligue fácilmente.
  • Para elaborar este característico pisto a la bilbaína, es necesario el toque final que aporta el huevo. Bátelos y salpiméntalos al gusto.
  • Retira la cazuela del fuego, vierte los huevos batidos y remueve la mezcla suavemente, hasta que se termine de cocinar todo con el propio calor del pisto.
  • Por último, prepara las rebanadas de pan, te recomendamos que las frías en una sartén con un poco de aceite. Cuando estén listas, córtalas en triángulos para acompañar el pisto en cada plato que sirvas. ¡Y acuérdate de utilizar el perejil picado para decorar!

¡Y listo para servir!

Redacción propia Max Descuento/Fuente consultada: demoslavueltaaldia.es