“Sopa castellana” o “sopa de ajo”2019-07-01T14:07:06+02:00

Project Description

“Sopa castellana” o “sopa de ajo”

Esta sopa proviene de Castilla y León y aunque se desconoce su origen exacto, podemos contarte que surgió como dieta de las clases sociales más humildes. Durante las duras jornadas laborales del campo, los agricultores tomaban este caldo energizante para recuperar las fuerzas. Con el tiempo, este plato se ha convertido en representación de la gastronomía tradicional española, ya que, a parte de su sabor, utiliza ingredientes saludables para el organismo.

¡En época de frío es un “primero” perfecto para cualquier menú!

Receta tradicional de la humilde y deliciosa Sopa Castellana o Sopa de ajo. ¡En época de frío es un “primero” perfecto para cualquier menú!

Ingredientes

  • 8 dientes de ajo.
  • Aceite.
  • Sal.
  • Pimienta negra.
  • Media barra de pan (aconsejable que sea del día anterior).
  • 4 huevos (opcional si se desea acompañar con “huevos poché”).
  • Una cucharadita de pimentón.
  • 1,5 l. de caldo de pollo (Ten a mano agua por si deseas rebajar la concentración de caldo).
  • Jamón serrano.

Elaboración

  • Pela los ajos y córtalos en láminas. Después, corta el pan seco en lochas no muy grandes y el jamón serrano en tiras.
  • En una cacerola pon el aceite a calentar a fuego medio y añade los ajos para que se doren. Reserva.
  • Aumenta los grados del aceite y añade el pan para tostarlo. Debes remover los trozos con una cuchara para que no se peguen a la base y  se impregnen bien de aceite (#consejoútil: te recomendamos que la cuchara sea de madera para no arañar la cazuela). Una vez tostado el pan, retíralo y reserva.
  • Aparta la olla del fuego y añade el pimentón, remueve bien.
  • Sin poner el cazo todavía en el fuego, añade el caldo (puedes rebajarlo con agua si lo deseas).
  • Una vez todo mezclado, pon el recipiente a fuego bajo/medio 20 minutos aproximadamente, para que se vayan ligando bien los ingredientes.
  • Añade los ajos que tenías reservados, el jamón serrano en tiras, la sal y la pimienta, y cocina otros 20 minutos más a fuego medio. Pasado este tiempo, equilibra el punto de sal.
  • Para rematar el caldo, sube el fuego hasta ebullición y “casca” los cuatros huevos dentro de la sopa. El calor los dejará cuajados en pocos de minutos.
Redacción propia Max Descuento / Fuente consultada: blog.dia.es